sábado, diciembre 11, 2004

Cotidianeidad

La belleza de lo cotidianeo nos desarma, nos situa frente a nuestra indudable necesidad de vivir cada minuto, beber cada trago. Las sonrisas, las luces de la ciudad al amanecer, el aire casi transparente de las mañanas heladas. Lo cotidianeo, denostado por tantos, es lo único que realmente tenemos,nuestro dolor de muelas existe, nuestra falta de apetito es real, nuestros deseos aparecen, el cansancio no es un sueño, cada despertar es una conquista, cada minuto de vida nos enseña algo si somos capazes de aprenderlo.A veces vivo cada instante como si fuese el último, algunos me critican, pero realmente nadie podría decir si es o no el último. Por eso lo considero bello, y la belleza es una cualidad por todos deseada.

No hay comentarios: