jueves, diciembre 09, 2004

Homofobia

Las dictaduras y las poblaciones endogámicas son fuente de actitudes reduccionistas, y a excepción de las grandes urbes y metrópolis la mayoría vivimos en poblaciones en las que nos conocemos y reconocemos, y de esa capacidad surgen aspectos positivos como la solidaridad y otros negativos como el racismo y la homofobia. Realmente todos somos enemigos de lo ajeno, unos por despecho, otros por miedo, muchos por ignorancia. Hace unos años el escritor C.J.Cela tuvo unas frases muy desafortunadas respecto a García Lorca y su condición de homosexual, curiosamente el gallego presumia de absorber gran cantidad de agua por el ano desde una palangana contándonos asi que ese esfinter tenía una sensibilidad especial, que no le desagraba,al fin y al cabo el dolor y el placer solo son gradaciones y la percepciónes propias de diferentes estímulos.En esta época moderna tendemos a relacionar la homosexualidad con las artes, los shows de drags, el mundo femenino y la debilidad.Pero bueno, vivimos una época cruel, un siglo XX de violencia sin parangón e infantilización del pensamiento colectivo, que degenera en esta clase de pensamientos absurdos y chistes fáciles.No nos molesta la vida privada de nadie hasta que nos toca compartir espacio y tiempo con esa persona, me puedo imaginar el fervor de los antitabaco volcado sobre la vida sexual de sus semenjantes, es más, a veces creo que muchos antiloquesea solo son eso, iracundos sin causa, energúmenos privados del objeto de su ira por cambios en la corrección social, siempre en busca de un culpable. Ahora la homosexualidad parece ser una moda, pero nada más lejos.Sigue siendo un tema tabú , solo permitido en determinados aspectos de la vida, pero en fin, eso también ocurre con la honradez...

No hay comentarios: