viernes, enero 07, 2005

Desánimo

Hoy es uno de esos días en los que la desgana campa por sus anchas.Creo que es el resfriado, porque contra los excesos de estupidez humana y el dolor de las victimas me he vacunado.Y sí, va a ser el refriado, y la intolerancia( al gluten, tranquilos). El caso es que cuando uno se ve sin fuerzas el desánimo se apropiade él, se instala entre sus vísceras,colorea su rostro, impone su norma.Y estoy desanimado, no triste, ni apático, ni deprimido, no, solo desanimado, como si todo lo que me hace feliz, todo de lo que disfruto, todo por lo que he luchado, todo lo que amo, hubiese quedado minusvalorado frente al desgaste del desánimo.Que absurdamente frágil es nuestro ánimo entonces, y que dura la vida, que está a merced del capricho, de la fortuna, de las circunstacias,del resfriado. ¿ Hemos cambiado la ética por la farmacopea?...hace ya tiempo, si.

No hay comentarios: