miércoles, febrero 09, 2005

Cocaina

De las cuatro últimas mujeres que he besado, tres tenían cierta querencia por la cocaina, de modo y manera que tras un breve repaso a este último período emocional, no sabría decir si es que tengo cara de cocainómano, de buena persona que te va a ayudar con tus adicciones, o de que. Si tuviese el ego subido diría que soy adictivo, pero más bien creo que es solo un mera circunstancia, hoy por hoy empolvarse la nariz es un rito que raya lo cotidiano, y besar , bueno, creo que besamos menos que esnifamos. Va ser eso, que yo soy más propenso al beso.

No hay comentarios: