martes, marzo 15, 2005

No sé porque pregonas tanto tu vida sexual, quizá sea la necesidad de crearte fama de libre, cosa que nadie realmente es, o ganas de buscarte más compañía, o quizá necesidad de asombrar a los demás rompiendo, o eso crees, los tabús de la sociedad. Solo sé que te gustan más mis besos de lo que pretendes, y que hay más de ternura en muchas conversaciones que de sexualidad. Sé que si fuese una atracción tan grande no podría despegarme de tu piel, y no me conformaría con momentos, o instantes , promesas o frases. No, no es sexo, curiosamente cuando la gente miente para acostarse con los demás tú usas el sexo como forma de llegar a otro sitio, a otra forma de vivir, a ese rincon cálido e íntimo de nuestro ánima que es el afecto, el amor.No eres una devoradora de hombres, solo eres alguien que busca , infructuosamente hasta el momento, la calma, la paz contigo misma. Creo que no volveremos a acostarnos, pero invariablemente te gusta besarme un poco todos los días, y eso, eso es terrrible, es peor que el deseo ( que siempre se agota cuando menos lo esperas) eso es triste y me da vergüenza ser causa de la tristeza.
Cinicamente prefiero serlo yo que otro...mi vergüenza ya la organizo yo, solo recuerda que esto no debe acabar en tragedia, yo soy dramaturgo y se reconocerlas, tu no.

No hay comentarios: