sábado, marzo 19, 2005

yu arrrr de xanxain in mai laife

Nada como la fonética para descubrirnos las maravillas de los idiomas extranjeros, extraños, ultratramontanos. Quien de nosotros en su alocada juventud no ha cantado letras imposibles de idiomas no dominados...Yo el primero, ya sea por mi falta de estudios sobre el terreno, por mi falta de pudor, o por mi odiosa imaginación. Sea cual fuese el motivo, la cuestión es que mis versiones cantadas son como mínimo irrespetuosas con el autor, pero eso es culpa del autor, que uno cuando crea se arriesga a estas cosas. Hoy feliz, quien lo diría, la vida familiar es lo que tiene, que te da sorpresas.Ya que estoy magnánimo, que no magnético, disculpadme aquellos a los que pude ofender en estos días, que bien pudieron ser conocidos o incluso amigos...
Mañana escribiré sobre costumbres sexuales y alguna perversión, para tener audiencia... jajajajajajajajajajajjajaja

No hay comentarios: