jueves, diciembre 29, 2005

En estos últimos tiempos asistimos al debate sobre la libertad de expresión, el insulto , la descalificación y la profesionalidad en los medios de comunicación.Desde intentos de censura hasta descalificaciones rayando el delito, pasando por toda una gama de situaciones que al común de los ciudadanos dejan perplejos. Es normal que la red sea atacada cada poco por esos "popes", esos ideólogos, esos iconos del mensaje predigerido, pues frente a los grandes defectos de la comunicación por internet, la posibilidad de leer o escribir lo que a uno le place es un regalo, y en medio de toda la cascada de ideas, pensamientos y exhabruptos( lo más abundante dicho sea de paso),hay una aire de libertad,de ganas de decir lo que nunca se dice, de expresar sentimientos personales, únicos, que por contra son generalistas y sobre todo en libertad. Cuando uno come de lo que dice acaba expresando la idea del que le da de comer, y si nos encontramos en esa tesitura, lo mejor es escoger buen amo y nunca olvidarse de que somos siervos.

No hay comentarios: