lunes, enero 23, 2006

bromazepan, sexo y otras costumbres

Hacer el amor ( galicismo innecesario pero de grata sonoridad ) en silencio, sin palabras que definan los gestos, las sensaciones, los deseos, es un placer casi desconocido hoy, en estos tiempos de estimulación oral, visual, aromática y auditiva.Yo, cuando estoy con alguien no busco palabras, ni frases, eso lo dejo para los blogs, los blocs y los chats. El cuerpo es la herramienta del placer, insustituible, por eso el dolor por la ausencia, porque las palabras y recuerdos son incorporeos, luego no son la sustancia amada. Y me he acostumbrado más a algunas ausencias, que presencias,asi me resulta difícil saber que provoca más placer en mi.Aunque lo intuyo.
Un aplauso para los químicos y la farmacopea.
Una fea costumbre es titular bien una entrada del blog y luego escribir esto, pero cuando soy sincero me ocurre que no sé ser de ninguna otra manera.Por eso el bromazepan.

1 comentario:

katiaoceransky dijo...

miaus cuore, muchos y siempre más..