domingo, febrero 26, 2006

tarde en casa

hoy tarde de manta, calefacción y reposo, este invierno está siendo largo y crudo, así que con la prespectiva de mañana tener que pasar frío y una más que problable mojadura, no me encuentro con ganas de salir ni lo más mínimo. A veces el egoismo es así, domiciliario, acomodaticio, salpicado de un tanto de misantropía y con aroma a café recién hecho.Prometo cuando trabaje en una oficina salir los días de lluvia, de momento me cobijo, el frio este año no me acaba de gustar, a mi que era feliz con el invierno...

No hay comentarios: