jueves, octubre 05, 2006

Demencia

Ayer en un paseo por el centro de mi ciudad, zona comercial y de oficinas, a eso de las siete de la tarde, las aceras llenas, en el acceso a una sucursal bancaria una señora mayor, delgada con gafas de cristales anchos y pasta marrón( ese modelo antiguo que todos conocimos en algún familiar) sentada, encogida y con una voz aguda pero sin fuerza se quejaba, clamaba por su madre mientras agitaba la cabeza ante la mirada de todos los transeuntes, yo pasé rápido en ese instante porque iba en busca de una persona.Me giré porque las cabezas de todos miraban en esa dirección, aflojé un momento el paso, parecía que lo único que pedía era ayuda, no vi monedas en el suelo ni un cartel, ni un bebe siquiera falso.Nadie se paraba así que supuse rápidamente que ya alguien se habría parado e interesado por la situación. Unos metros más allá recordé que la policía estaciona uno de sus vehículos así que allá me dirijí mientras detrás de mi una voz de mujer comentaba que la pobre parecía estar demente. No había ningún policía cercano y luego recorde que si un ciudadano se niega a ser ayudado no hay nada que hacer y continue con lo que tenía previsto para esa tarde.Era evidentemente un problema de demencia, colectivo.

No hay comentarios: