lunes, noviembre 27, 2006

Actitudes

Soy de esas personas a las que no les importa dar su tiempo para escuchar a otros, ayudo a quien puedo y quiero( no todo el mundo me enternece, lo juro) y fui educado en un orden clásico, a saber, el saludo, la cordialidad y la evitación del conflicto siempre que fuese posible. Considero maleducados a quienes no se despiden, se pasan el tiempo pendientes de si mismos o ignoran por completo los deseos y necesidades ajenas, luego en ocasiones yo también soy maleducado pues todo esto es muy humano, ahora biem, hay gente que vive así, sin prejuicios , felices de su actitud, cómodamente instalados en su mundo y perplejos de que los demás no les califiquemos de maravillosos, nos enamoremos de ellos o les idolatremos. No entiendo a quien solo te busca cuando está mal, o cuando solo está bien, por eso tengo conocidos, amantes y semiamistades que en ocasiones me hacen arrepentirme de haberlos conocido, pero ya dije hace tiempo que uno de los encantos de la vida es su absoluta imperfección e injusticia, de la que yo formo parte pero al menos no me siento orgulloso.

No hay comentarios: