lunes, diciembre 11, 2006

Los dictadores y la justicia democrática

Ha fallecido Augusto Pinochet, tras varias falsa alarmas y vergonzosas pantomimas sobre su estado de salud para evitar ser juzgado. Yo que de niño me admiraba ante al valentía de Hector, hijo de Príamo y muerto por el poderoso Aquiles , sabedor ya desde la más tierna infancia que no poseía ardor guerrero, me imaginaba a los generales como los más valientes entre los valientes ( si bien el uso de la fuerza hace discutible la palabra valor), me los imaginaba así por culpa de Homero y de las estatuas ecuestres y porque era niño y ya se sabe, no hay lógica infantil. Luego fui descubriendo biografías de unos y otros generales, marcadas todas por el común detalle de la guerra, de la violencia y la guerra. Para cuando los chilenos recién nacidos lean la biografía de Pinochet podrán sacar muchas conclusiones, una de ellas y común a nosotros, españolitos de a pie, es que muchos de los dictadores mueren en la cama, se burlan de la justicia y encima hay que estarles agradecidos por haber salvado a la patria. Si están ociosos hagan una lista de dictadores de toda ideología que han muerto en la cama y de los que han muerto en batalla...

No hay comentarios: