martes, diciembre 05, 2006

Más política

para leer Informe de amnistía internacional .

Para pensar. En muchas publicaciones determinados fascistas se complacen en llamar traidor al actual presidente del gobierno por su estrategia en el plan de paz elaborado para poner fin a ETA, son palabras que debieran de constituir delito si las pronunciasen personas con ciertas responsabilidades o actitudes morales, pero viniendo de semejantes individuos solo se las puede calificar como una radiografía de su moralidad.
En ocasiones , tras consultar libros de citas recurren al clasicismo " La verdad es la verdad dígalo Agamenón o su porquero". En este caso ellos, los porqueros se afanan en lanzar excrementos al viento, esperando a un Agamenón que de existir entre sus filas poco más que esconderse ante la vergüenza de los actos de los suyos puede hacer. Lo más nauseabundo de todo esto es que no está en juego la ideología, el modo de vida o la moral, solo está en juego el dinero público, el suelo recalificable, las empresas comisionistas y algunas pocas cosas más, de orden meramente mercantilista.
La aparición de un presidente de izquierdas ha inquietado hasta a la mismísima izquierda, aquel PCE de Anguita que tanto y tan bueno tuvo con el señor Aznar y del que muchos nos acordamos a la hora de calificar.Vuelven personajes similares, a este país en el que todo es posible, pero nunca se acaba haciendo.

No hay comentarios: