sábado, diciembre 02, 2006

Política

Al margen del amplio estercolero moral en el que se revuelcan algunos de los políticos españoles, el absurdo lleva a cometer tonterías como la que hoy publican los diarios El País y El Mundo, de lo que se deduce que aparte de una delincuencia económica, para vivir mejor uno o su banda vamos,hay una delincuencia política grave, con aires de viejos golpistas, de maneras arcaicas y de voluntad plegadiza al tamaño de la bolsa de quien mejor le pague. Curiosamente son aquellos que decían eso de "los españoles bien nacidos". Aún no hemos superado al transición, es decir en aquel momento se dejaron en manos de gente muy afín a la dictadura todos los poderes, quizá porque era la única manera, pero el tiempo ha pasado y proliferan "enegrúmenos" que adoran y reclaman esos tiempos y esas actitudes, al tiempo que reclaman para si subvenciones y negocios.
Quizá la actitud del actual presidente de gobierno pueda parecer errática, pero a día de hoy no hay asesinatos de ETA, en la "independentista Cataluña el president es andaluz, los ciudadanos españoles son cada vez más iguales ante la ley y hay una voluntad por parte de algunos ciudadanos y políticos de hacer las cosas bien. Por supuesto que faltan asuntos tan determinantes como una política real sobre el empleo,la inmigración, la vivienda y el tipo de país que queremos( federalista, autonomista, centralista de nuevo) y el gobierno actual comete los fallos propios de cualquier gobierno, si bien su actitud está a años luz de los trogloditas empeñados en hacer del mayor partido de la oposición un museo de la caspa ideológica.

No hay comentarios: