lunes, febrero 19, 2007

Tras el empacho

Lo reconozco, me empache de celiaquía, me lancé, no lo pensé y dirigí toda mi energía hacia la actuación del jueves. Soy así, impulsivo, y si creo que algo debe de hacerse lo hago en la medida de mis posibilidades o al menos intento ayudar, difundir, apoyar. Podría hacer mil reflexiones sobre la condición humana, sobre las miserias, los miedos y la tontería que arrastra la gente, pero me aburre, mi tiempo es importante para mí. De un tiempo a esta parte hago lo que de verdad quiero hacer y me olvido de fácilmente de todo aquello que solo me resta. A veces tengo miedo a cometer graves errores, pero se me pasa a nada que me fijo en otros, que no es disculpa...

No hay comentarios: