miércoles, marzo 28, 2007

Tristeza

Esta semana se ha muerto un buen amigo, alguien que me acompaño en la montaña en mis primeros años, que pese a ser de la edad de mi padre jamás pretendió adoctrinar, solo acompañar y vigilar desde la distancia los inevitables descubrimientos de la vida, alguien normal, no era un ser excepcional, no era un genio, no era un gran deportista, solo era una buena persona. Su familia son para mi tan queridos como mi familia y confieso que solo tengo un sentimiento de tristeza que me embarga.

No hay comentarios: