jueves, mayo 31, 2007

Abigarrada ciudad de Oviedo


A veces mezclar ( estilos, bebidas, amigos , amantes) no es buena idea, se produce ese efecto que llamamos abigarramiento, como en el caso que nos ocupa, edificaciones de finales de los 70 y 80, junto a farolas isabelinas y un diseño de Calatrava( palacio de Congresos Princesa Letizia, Oviedo)
Estas arriesgadas composiciones is las hacías en 2º de BUP en dibujo técnico te podías preparar para escuchar una buena retaila de descalificaciones hacia tu persona, pero si este cuadro lo compone un "afamado ingeniero", una solvente empresa y el deseo de una ciudad de figurar, es una obra para la posteridad.¡Cuan volubles somos, y como nos seduce el brillo del oro!; que esto en un proyecto nos hubiese costado un suspenso como una catedral...

No hay comentarios: