jueves, mayo 10, 2007

Llueve sobre mojado

Sí, contrariamente a las normas de la lógica la gente que te rodea suele ser tu peor enemigo. Justificamos la xenofobia por ancestrales comportamientos, lo "extraño" lo "extranjero" nos podrían atemorizar al no saber las intenciones del recién llegado ( entiéndase que en esas épocas un número considerable de recién llegados y armados no eran una embajada cultural, ni una perfomance que a mi me dan miedo igualmente, pavor). Ahora curiosamente , pese a las carreras armamentísticas, escudos de misiles, tropas en zonas de conflicto, servicios de espionaje ( me niego a llamarles de inteligencia ) y protecciones similares uno corre más peligro de ser avasallado por sus colegas, atropellado en el garaje por un vecino o arrojado de la cama por el mal sueño de su pareja. Despreciar el peligro doméstico es pretender ser más que nadie y ya lo dijo la canción " nadie es mejor que nadie". Pues eso,no jodas que ya tenemos una edad....

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡¡¡Que gran verdad!!!Los más cercanos,los que parecen tus amigos,son los primeros en tratarte fatal,debe de ser eso de la confianza da asco,o quién bien te quiere te hará llorar,pero no es justo que solo sean lágrimas,verdad?Eso,que no jodan,que tenemos una edad y a algunos los años nos han enseñado algo.
la mala malisima

Yo dijo...

Aún hay malas?? vaya como está el mundo....A mi la impresión que me da es que cada cual tiene su luagr y es necesario saber respetarlo, a veces dar un paso atrás es dar un paso adelante

Anónimo dijo...

anónimo cuando yo elija,quién me tiene que reconocer me reconoce,no es asunto de nadie más.