jueves, mayo 03, 2007

País

Mientras algunos peritos de las acusaciones , o defensas, o jeroglíficos del juicio por el 11m piden al exhumación de cadáveres para determinar el tipo de explosivos de los trenes ( necrofilia, obscenidad, hijoputez, aplíquese lo que crea usted conveniente) un juez manda ingresar en prisión a una tonadillera y cierto tipo de cuidadnos cree que hay algo sucio porque la llamaron de noche. Son ese tipo de ciudadanos que les da lo mismo h que ochenta, que no saben ni quieren entender a que estamos obligados, cuales son los límites éticos y legales, nunca han podido vivir una vida plena, zarandeados por los vaivenes de este país patético y que se acogen tanto a profetas de la radiofonía como a estrellas de dudoso gusto. Hay un terrible gusto en el español medio por el tremendismo, por la afiliación incondicional, la devoción patológica y el desprecio por la razón y la autocrítica. Arde ( bueno , huele mal) Malasaña por la ley antibotellón, los comicios municipales se parecen a aquellos que trajeron la segunda república mientras los borbones no dejan de reproducirse( acto por otra parte muy natural que en las familias es motivo de alegría), la primavera es más fría que el verano y en algunas estaciones( de tren) no puedes acceder al anden, estropeando esas despedidas de cine que novios, amantes e incluso matrimonios protagonizaban.
Creí que cumpliendo años uno se moderaba, pero es que no me dan opción, de verdad, lo estoy intentando, pero no... no hay manera.

No hay comentarios: