jueves, junio 07, 2007

ETA


Aún no estando muy de acuerdo en todos los puntos, en todas las acciones y sobre todo estando muy en contra de como se manejó la información y la sensación de deriva que en algunos momentos fue preocupante.
Matar es ante todo un ejercicio de impotencia, impedirlo es un ejercicio de nobleza, nadar entre dos aguas imprudencia, no ayudar y esperar que el rescatador falle es el verdadero espíritu de este país, del que en ocasiones me avergüenzo. Puede que tengamos un espíritu festivo, sol, playas y más bares que media humanidad junta, pero como sociedad somos en ocasiones una mierda.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El Terrorismo como base extratégica "Política", la desunión, el acoso y derribo" de los mentirosos y manipuladores" ha quedado en descubierto (!)
No estoy muy segura que en "sus" intimas sensaciones, no reflejen una rictus a "Lo Mona Lisse", aunque todos sepamos lo que significa el final de la tregua.
Solo los decentes nos hemos sentidos golpeados de nuevo...
El único camino es el dialogo, la negociación...difícil, tortuosa...
es ( ahí esta la historia para demostrarlo) la única manera.

Anónimo dijo...

El terrorismo como pretexto

En su película La tercera generación el fallecido director alemán Reiner Werner Fassbinder denunció la forma en la que el terrorismo de los setenta, en especial la banda Baader-Meinhof, se convirtió en una valiosa coartada para los sectores más reaccionarios de la clase política alemana de la época que utilizaron su existencia con el fin de llevar a cabo ataques contra los derechos democráticos y recortes de libertades que en otras circunstancias hubieran resultado intolerables para la ciudadanía en general. Este esquema se ha mantenido invariable hasta hoy en todo el mundo.
http://www.elplural.com/opinion/detail.php?id=12041