viernes, julio 13, 2007

tarde en el bar

estaba sentado solo en la mesa que da a la puerta y la televisión, entro un chico joven de unos veintipocos años, reclamándole a maki que un dvd no se veía, en plan chulesco y en plan" yo pago yo pido" lo malo es que pagó una copia pirata a otro vendedor ambulante y por educación maki le cambio el dvd, mientras el imbecil,mal vestido , mal educado y posiblemente sn más posibilidades en su vida que ser un pringado, salía haciéndose el gallito, quejándose del "negro" que le vendió un dvd en mal estado, solo que le pobre imbécil no se percató de que con maky estábamos varios parroquianos, entre ellos dos portugueses que están acá trabajando, y que miramos a ese infeliz con mala cara, y atentos a que no sucediese nada desagradable. Un país como el nuestro en le que familias entras emigraron y siguen emigrando no se puede permitir el lujo de ser tan aldeano, claro que la culpa es de todos esos idiotas que tiene que trabajar como burros para pagar deudas y caprichos infantiles y luego dicen ser de derechas...
odiar a los inmigrantes, y hacer cábalas sobre el ácido bórico o el desguace de vagones.
Hoy he recordado que soy mejor persona que muchas de las que me han acompañado a lo largo de mi vida, al final el día no ha sido tan malo.

1 comentario:

Xose dijo...

Que lástima no haber estado allí para poder condecorar a ese individuo con al menos dos medallas...una por tonto y otra por si la pierde.

¡¡¡que asco me dan los fracasados prepotentes!!!

Un saludo

PD: las medallas con distintivo rojo, eso si. La de los caídos en acto de combate. ¡¡¡Que pena no haber estado allí, leches!!!