miércoles, noviembre 28, 2007

Dexter


Confieso que me gustan las series de televisión, un género que podría parecer menos frente a las películas de sala de cine, pero no, es más, frente a producciones tan inverosímiles como "La Jungla4" y harto de ver que cada película es solo un reto entre diseñadores gráficos de efectos especiales ( sí, de acuerdo puedo intentarlo con el cine kurdo, el iraní y el porno), opté por fijarme ya hace años en las series. Dexter me gusta, es una serie extraña, una hermosa fotografía, una historia compleja, en un principio me aterró el hecho de que justificase la tortura, me temí un panfleto sobre buenos y malos, pero de repente los personajes son víctimas de sí mismos, son tan frágiles y vulnerables que el crimen es casi más inocente que la vida misma. Dexter no hace apología de la ley del Talión, Dexter es un asesino que mata y justifica sus actos porque mata a otros peores, pero él se sabe un asesino, no un justiciero, nos cuenta el place que le produce matar, la compulsión del acto, pero se cuida de ser descubierto porque sabe que lo que hace es una mostruosidad. En la vida todos hacemos cosas equivocadas, algunas a sabiendas, que pueden dañar a otros, algunos lo tiene merecido, otros no, y así somos, todos tenemos un monstruo, pero lo mejor es que solo salga a relucir viendo una serie, media hora de crudeza y a otra cosa.
El protagonista, algo más descuidado de aspecto es el hermano responsable, autoflagelante, homosexual y pulcro de " A dos metros bajo tierra" , dos interpretaciones soberbias , casi como las de las series españolas...

No hay comentarios: