viernes, enero 11, 2008

Sir Edmun Hillary

El 29 de mayo de 1953 dos hombres alcanzaron la cumbre más alta del mundo, tras unos años de asedios implacables, expediciones fracasadas y con le paréntesis que supuso la Segunda Guerra Mundial. Tuvo que ser una expedición del Reino Unido la que consiguiese la cumbre, ya desde los inicios del siglo XX alpinistas británicos habían atacado las laderas heladas y la leyenda de Mallorie e Irving, su desaparición en una escalada considerada la más épica hasta la fecha, perseguía a los que intentaban ser los primeros en pisar la diosa madre, el techo del mundo. La expedición era británica pero los dos primeros hombres en llegar fueron el sherpa Tenzing Norgai y Edmun Hillary, neozeolandés, tras el fallo de la primera cordada compuesta por dos británicos. Fue la época de expediciones con logística y planteamiento militar, ayudados de porteadores sherpas, con largas caravanas e interminables jornadas de viaje por los valles del Himalaya hasta los glaciares al pie de la montaña más alta del mundo. Hillary es recordado por esa hazaña, pero su vida en realidad está llena de hazañas mucho mayores, ya que decidió volcarse en ayudar al pueblo sherpa a mejorar sus condiciones de vida, y vigilar la calidad de la expediciones y contra los grandes titulares sensacionalistas y ajenos al espíritu de la montaña él no derrotó al Everest, la diosa madre o Chomolunga (nombre tibetano de la montaña) le adoptó y le enseño como vivir una vida plena. Hoy en día que la práctica del alpinismo y escalda en ocasiones se ve reducida a una mera cuestión gimnástica , de resistencia, o de pura temeridad para los que amamos las montañas figuras como las de Hillary suponen un faro entre la espesa niebla de egocentrismo.
Del pueblo sherpa hablaremos otro día.
La foto robada del diario el país, pero ya saben y ya les dije cuando se hizo esa foto yo no había nacido ni tenia cámara digital , no ha sido robo por vagancia, solo por necesidad.

No hay comentarios: