miércoles, abril 02, 2008

Eramos pocos y ....

la catalepsia proyectiva es un fenómeno natural, transitorio y benigno del ser humano caracterizado por la rigidez de los miembros, insensibilidad, respiración lenta e imposibilidad temporaria de mover el cuerpo. Es también conocida en la medicina como parálisis del sueño.

Esta consciencia puede ser muy perturbadora, pues el individuo se depara consigo mismo completamente paralizado, incapaz de mover los miembros. La mente aún está pasando por un período de transición entre el estado del sueño y el estado de vigilia (o viceversa) y a esa altura pueden surgir alucinaciones hipnagógicas o hipnopómpicas: presencia de una persona, oír voces o sonidos, sensación de fluctuación o de salir del propio cuerpo, imágenes de personas, visualizaciones de objetos, sensación de ver alrededor incluso teniendo los ojos cerrados, etc. Tanto las alucinaciones como la catalepsia proyectiva son inofensivas, existiendo quienes aprovechen esta fase para inducir sueños lúcidos o alucinaciones agradables.

Al final de algún tiempo - por lo general, algunos segundos - la parálisis para y el cuerpo readquiere capacidad de moverse nuevamente. Uno de los consejos más usuales es quedarse quieto respirando lentamente y esperar que pase. Mientras se concentra en la respiración, la mente divaga y cuando menos espera el cuerpo deja de estar paralizado. Puede intentar mover un dedo y lentamente mover el resto de la mano, del brazo, etc., hasta que todo el cuerpo se mueva. Otra técnica popular es pestañear varias veces, o cerrar los ojos haciendo un poco de esfuerzo. De cualquier modo, el cuerpo terminará por "desactivar" la parálisis.




En algunas zonas de México se la llama "Subirse el muerto" pues uno tiene la sensación, jodida, de que un cuerpo lo aplasta, y aunque quiere gritar no puede... joder joder joder joder...sí es que me caen todas....
Visto hoy en meneame, y sufrido en carnes propias desde siempre...,menos mal que soy un pragmático o estaría pensando en magia negra y fetiches similares.

No hay comentarios: