sábado, abril 23, 2011

Día del libro 2011



El libro bien como objeto en sí mismo, bien como su contenido no deja de ser una de las creaciones humanas más importantes, herramienta de transmisión de ideas, versátil,frágil pero resistente en su multiplicidad, moderno siempre en su tiempo, complejo y muchas veces ignorado ( aunque no en público) porque obliga al esfuerzo de comprender, de seguir un hilo, de tener que asimilar cada vez más conocimientos para entender cada frase, y como esfuerzo extra obligarnos a abrir un poco nuestras mentes y dejar paso a ideas y sensaciones que nos son ajenas. La lectura, de la que el libro forma parte indisoluble y aparece como hermano mayor, es un ejercicio mental tremendo, que ha obligado al ser humano a replantearse dogmas, tradiciones y su propia historia, así la edad moderna que algunos sitúan en la Ilustración francesa, seguida de la revolución industrial se alumbraron en la letra impresa, en el reparto del saber, la difusión escrita, a base de esfuerzo físico en las tareas y labores, y del intelectual, pasando desde la lucha contra el analfabetismo hasta la Universidad para las clases obreras. El libro como objeto es una herramienta del ser humano, de las más importantes. Hoy día del libro la mayoría de los diarios y programas de TV nos muestran noticias de fútbol, y las caras compungidas de participantes en las procesiones, interrumpidas por la lluvia. Una somera referencia a la conmemoración de hoy, el comentario sobre los diferentes calendarios que hacen coincidir la muerte de dos de los grandes aún no coincidiendo, y algunos artículos cada cual en su línea editorial, bien ideológica, bien monetaria ( entendiendo editorial como la empresa que edita). Diríase que hemos vuelto a la era del pictograma, digital y en 3D pero pictograma.

Preguntarse por el futuro del libro es como preguntarse por el futuro de la humanidad, todos nos tememos lo peor,pero indudablemente, mientras quede un ser humano habrá libros, aunque tenga que fingir no reconocer lo que él mismo ha escrito.

No hay comentarios: