miércoles, abril 11, 2012

Rabieta

En honor a la verdad he de decir que yo soy un extremista, pero solo a tiempo parcial, la crisis no permite este tipo de puesto de trabajo más que con contratos de "bajo perfil", de modo y manera que no se recompensa como debiera este ahora tan extendido y popular personaje, tanto en su versión hombre como mujer e incluso infante armado. Bueno, uno que pasa más tiempo en Internet del debido, no para de asombrarse con los cienes y cienes de blogs, mails y post en caralibro al respecto de mil y un sucesos y hechos de la vida real, digamos que tengo alma de observador, a veces participo y organizo alguno de esos sucesos, pero prefiero observar,analizar y luego comentar o quedarme con reflexiones ajenas para enriquecer las propias. Habéis adivinado, no soy un genio, solo más atento de lo normal y ni aún así, si el asunto se refiere a mí mismo. Por cuestiones personales dediqué unos meses a un grupo que pretendía llevar a cabo una Iniciativa Legislativa Popular para ayudar a los celíacos ( intolerantes al gluten), tras meses de trabajo, organizarse y horas y horas explicando puntillosamente cada detalle, cada punto,cada coma a cada persona que se interesase en el proyecto, llegamos a al fase final que era el poder ejecutivo, los políticos, y en un abrir y cerrar de folios el proyecto sucumbió,para el que no lo sepa la política es un oficio, tiene su casta de representantes y acceder al templo y sumos sacerdotes no está al alcance de cualquier mortal, y menos si es ateo. A raíz de ahí he notado como surgen textos, proclamas e ideas similares( de ayuda,autoayuda o descubrimientos que te harán aborrecer tu yo anterior) que usan los moldes de una nueva ideología, la infantilización del cabreo, o como diría un castellano viejo "la rabieta". Nada tengo contra las rabietas en principio, de niño creo que protagonicé algunas memorables, con huidas, y lloros desbocados, pero claro, de niño. Así que cuando leo artículos presuntamente serios sobre sociedad y política, sobre salud, sobre oscurantismo ( en cualquier campo) sobre feminismo, machismo, socialismo y liberalismo, he ido acostumbrándome a verlo como quien mira al hijo de otro en plena rabieta y no le da la más mínima importancia porque es algo natural, mientras sus progenitores ( si pongo padres alguna se enfadará) desesperan repasando en qué ha fallado su método pedagógico, o si quizá el algodón del pañal no era orgánico, o si tal vez tal y como le pasaba a W Allen el exceso de masturbación del progenitor A ( conocido antes como padre) ha sido el causante de ese déficit de felicidad inherente a todo ser humano. Quizá la criatura llore porque el da la gana,se ha pillado un dedo o se ha cagado encima, no importa no faltarán mil teorías, mil sabios, mil blogs, mil gurús que te hagan sentirte culpable por no haber ido en bicicleta al parto natural de tu hijo y arrepentirte de tener pene, o de tener vagina pero pensar que es un pene y actuar como si fuese un pene. Y es que la rabieta ha sustituido a aquello tan "español" del cabreo, de claras reminiscencias machistas, fascistas y retrógradas, ahora no, ahora nos indignamos, hacemos una sesión de análisis y luego buscamos seis o siete citas por caralibro que nos ayuden a expresar todo aquello que sentimos o leemos a Jodorovsky, con el mismo resultado que el cabreo tradicional y españolazo porque en definitiva no es más que eso una rabieta esperando que unos hipotéticos "progenitores A y B" nos saquen del apuro. Pero mientras tanto perdemos un valioso tiempo corriendo como pollos descabezados, un día lees que el gluten produce cáncer y la gente se lo cree tan tranquila, otro día te riñen por no reciclar mientras ni dios sabe que hacer con el gollete de las botellas de rioja, otro días te animan a cultivar un huerto en tu casa y usar nicotina para las plagas, mientras la gente tiene orgásmos con el seitán. Te levantas y por tu culpa han muerto miles de niños y tu maldito móvil ha casuado una guerra por el coltán, pero eso te lo cuentan desde un "uasap", te pides una cerveza y eres un alcohólico, miras un culo y eres un violador, y luego en un momento de debilidad confiesas que has cobrado alguna paga en negro y quien jamás ha pagado a hacienda pero disfruta de cárceles hospitales y cementerios y vive de subvenciones ,te dice que así no se hacen las cosas. Así pues infantilizados, incoherentes y cínicos recorren nuestra sociedad ufanos, alardeantes y lo que es peor aún evangelizadores de lo suyo (mi anticlericalismo palidece ante esta nueva ola de predicadores de lo justo). Lo peor es que no te puedes quejar porque acabas escribiendo un post como éste, idéntico a lo que criticas, irritando tu colon, pagando cervezas ( fantas ya no, hace tiempo que no) y cantando canciones trasnochadas de gente de izquierdas,removiendo en los baúles del recuerdo y preguntándose quien tiene la culpa de todo, cuando en el fondo sabes que eres tú mismo el único culpable de tus problemas, por tu inacción por haberte dejados educir con cantos de sirena, porque de aquella era fácil, porque para que discutir, porque total no es tan importante y porque en el fondo, pero muy cerca de la superficie tú también necesitas que te escuchen y consuelen en tu rabieta, pero esta mía de hoy es justificada, la de mañana ya veremos como la enfoco.

No hay comentarios: